You are here: Inicio Varios Blog de noticias Parroquia TODOS TENEMOS QUE SER MISIONEROS

TODOS TENEMOS QUE SER MISIONEROS

E-mail Imprimir PDF

alt


Hola a todos:

Estamos en este mes y en estas jornadas que la Iglesia las dedica al Domund (Domingo Mundial de las Misiones), el que os escribe vuestro párroco, cómo muchos sabéis, acabo de llegar de la Misión, concretamente he estado en un Distrito que tiene 57 pueblos, y se llama Jepelacio, que pertenece a la ciudad de Moyobamba, en la selva peruana del amazonas.

¿Qué hacía allá?, pues sobre todo una cosa, dar lo que uno tiene, y que no es otra cosa que al Señor, lo más grande que nos puede ocurrir en nuestra vida, dar a Cristo Vivo a todo el mundo, especialmente a los preferidos del Señor, que eran los más pobres y necesitados del mundo.

Después de estar siete años en dos pueblos de la Archidiócesis, que son Burguillos y San Ignacio del Víar, en los cuales fui muy feliz, pues planteándome, mi ser sacerdote que como le faltaba algo, y veía que los años iban pasando, no quería pasar más el tiempo y le propuse al Señor Arzobispo, tener una experiencia misionera, por lo menos yo decía un año, para probar y he estado seis años, y por razones totalmente contrarias a mi voluntad me tuve que volver, y ahora estoy acá de misionero también en la parroquia de la Oliva, en Dos Hermanas, que también hay mucha misión que hacer.

Allá, de los 57 pueblos que tenía sólo a unos 10, llegaba el carro (Coche), en los demás tenía que ir en burro, o en el cochecito de San Fernando un ratito a pie y otro andando, y eran algunas caminatas de hasta siete y ocho horas, los pueblos más lejanos que estaban entre montañas, y tenían eucaristía una o dos veces al año, por eso tenemos que apreciar lo que tenemos y no ser tan apático a la hora de ir a la Eucaristía. En muchos de los pueblos que iba, no tenían ni luz eléctrica ni agua corriente, trabajaban desde cuando salia el sol hasta que se ponía, casi todos en el campo, los niños, pues no tenían celulares  (móviles), también los medios de comunicación pues no eran los idóneos. Pero eso sí, vivías en medio de la naturaleza, en plena selva, y veías también toda clase de animales.

Para mejorar la alimentación del Distrito que estaba, logré hacer con la ayuda venida de amigos, hermandades, familia, colegios, parroquias..., una picigranjas, en la cual en una hectárea hice varias piscinas, y criamos pescados, y ya se lograba mejorar la alimentación de aquella región, y también a muchos jóvenes con dificultades económicas le ayude con los donativos que me llegaban. En aquellos paises no existe la Seguridad Social, y cuando vas al médico o llevas platita, es decir, dinero, o te puedes morir, como desgraciadamente pasa muchas veces, mucho de los donativos que me llegaban pues lo usaba en llevar a muchos al médico.

Y también que era para lo principal que estaba allá, era para la evangelización, que tenía retiros, campamentos, para jóvenes, niños, adultos..., y la verdad que el Señor me hizo ver muchos frutos en la tarea evangelizadora de mi parroquia.

Pues que en este día del Domund, nos acordemos de los cerca de 13000, misioneros españoles que están en tierra de misión, que a parte, del famoso sobre blanco del Domund, también nos acordemos de rezar por todos ellos y de colaborar cada uno en la medida de sus posibilidades, sabiendo que allá muchas veces no tienen ni lo necesario para vivir, ya no digo de pagar la letra de la casa o del coche, sino para comer, que seamos conscientes que en este mundo hay una gran parte de gente que vive en esas periferias existenciales de las que se refiere tanto el papa Francisco, pues que en nuestra vida la hagamos realidad con nuestro compromiso misionero, en cualquier sitio y circunstancias en las que nos encontremos y como dice San Pablo: "Predicando a tiempo y a destiempo", que no hace falta irse a un país de misión, pues por lo que me voy encontrado acá en España, y más concretamente en nuestra parroquia también es un sitio de misión.

Que todos seamos siempre misioneros.

Un saludo para todos y que Dios y la Virgen María os bendiga en vuestra vida, y aquí en la parroquia me tenéis a vuestra disposición.


José Diego Román Fernández. 

Actualizado ( Jueves, 20 de Octubre de 2016 23:37 )  
Symbol
Blog de noticias