You are here: Inicio Grupos Coro NUESTRO CORO EN LA IGLESIA CARMELITA DEL SANTO ÁNGEL

NUESTRO CORO EN LA IGLESIA CARMELITA DEL SANTO ÁNGEL

E-mail Imprimir PDF

Como previamente se había anunciado, nuestro Coro se vistió de lujo para participar en los Cantos Litúrgicos de la Santa Misa, que se celebró el pasado sábado 28 de Junio en la Iglesia Conventual de los PP Carmelitas Descalzo del Santo Ángel.

El hecho extraordinario que llegó a revestir esta celebración, fue la toma de “hábito” del Carmen de tres novicios que, mediante el “Rito” de “Admisión” fueron incorporados a la Comunidad del Carmelo Descalzo Seglar. Es bastante significativo que en un mundo tan materialista y hedonista, como es el mundo de nuestros días, unas personas llamen a las “puertas” del Carmelo, para confesar que: “Bajo la protección de Nª Sª del Carmen”- desean alcanzar la santidad, viviendo los “consejos evangélicos de: pobreza, castidad y obediencia”…

Por si fuera poco este acto tan emotivo, también pudimos sentir el gozo de ver todo un grupo de jóvenes, pertenecientes al grupo parroquial “Devotos Hijos del Carmen”, que, venidos de nuestra Parroquia Nª Sª de la Oliva, para poder llevar a cabo su deseo de “llevar” el Santo Escapulario sobre su pecho, para ello se habían desplazados al Santo Ángel, para que se les fuera impuesto el Santo Escapulario, sumándose así todos ellos a la gran familia carmelitana. Todos ellos acercándose al Altar –tan majestuosamente presidido por la “Reina y Hermosura del Carmelo”- les fueron impuestos el Santo Escapulario, por el Prior de la Orden. Unos ingresando en la Archicofradía del Carmen, otros simplemente por la devoción de llevarlo puesto… Pero, lo que sí es verdad, es que todos ellos fueron “revestidos” con las: “blancas y purísimas vestiduras de Nuestra Santísima Madre del Carmen”. Estoy seguro que nuestra Madre, no solamente los protegerá, sino que sabrá premiarlos en sus vidas.

Estas alegrías, que son las “alegrías” verdaderas: “las que proceden del Espíritu Santo” (Rom 14:17), contagió el entusiasmo de nuestro “Coro” –pues aunque un poco “mermado” (por las vacaciones de algunos) supo “estar” a su altura en todo momento. Creo que el “Coro” vivió su apoteosis en la recepción de la Eucaristía. Cuando se canto el “Anima Christi”… Creo que el Cielo de Dios, bajó al Altar… Glosando este sagrado “momento”, de golpe me vinieron unas correlaciones de “alegorías” de las palabras del canto “Anima Christi” -con las imágenes del “Altar”. A la voz de “Santifícame” -percibí tal sensación, como si el “eco” de “santifícame” repercutiese en todas las bóvedas del Templo, como si el “eco” quisiera gritarnos a todos de parte de Dios el mensaje: ¡Santificaos!

La voz de “Sálvame” la correlaciono con la preciosa Imagen que preside el Altar, Nuestra Madre la Virgen del Carmen. Creo que Ella, de todas las palabras del “canto”, se quedó con la de “Sálvame”… Es la reacción natural del mismo amor y protección que una madre vuelca hacia un hijo. La voz “Embriágame” me lleva a San Juan de la Cruz, cuya imagen posa en una de las hornacinas laterales del retablo. Nadie ha escrito con tanto “fuego”, ni “llamaradas”, ni ha puesto tantas lámparas “encendidas” en las más recónditas cavernas de las bodegas del alma, para allí introducirte y quedar de amor “embriagada”. “Lávame”, es voz del agua pura… agua que calma la sed del alma… el agua que ofrece Jesús a la Samaritana… En el otro lateral del retablo, paralela a la hornacina de la imagen de San Juan de la Cruz, se encuentra la imagen de Santa Teresa de Jesús. La voz de “Lávame” me lleva a ella; pues Santa Teresa, es la Santa del “agua”, es decir, su “símbolo” es el agua. Ella siempre estaba echando por todos lados el “agua bendita” (expulsa a los demonios). Ella en sus escritos, siempre pone los ejemplos de la “fuente”, de los “manantiales”, del “pozo”, la “lluvia”… Igual que San Juan de la Cruz sus símbolos son el “fuego”; los símbolos de la Santa es el “agua”.


Todas estas correlaciones alegóricas han surgido, como si de una mezcla espiritual se tratase, del canto “Anima Christi” en su convergencia con la grandiosidad del Santo Ángel donde el “Coro Nª Sª de la Oliva” por unos “mágicos” momentos llego a ser “carmelitano” de pies a cabeza.


Crónica: Francisco Sánchez

Actualizado ( Miércoles, 30 de Julio de 2014 20:24 )  
Symbol
Coro